​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Dientes

Los dientes se encargan de triturar los alimentos dentro de la boca para reducirlos de tamaño y poder tragarlos. Los primeros dientes se llaman "dientes de leche" y se caen todos más o menos a los doce años, para ser reemplazados por los dientes definitivos que, bien cuidados, acompañarán al individuo por muchos años. (Ver: El cuidado de los dientes )

Una dentadura completa adulta se compone de 32 dientes: 16 en la mandíbula superior y 16 en la inferior.

Se dividen en cuatro tipos de dientes:

8 incisivos (4 arriba y 4 abajo), que cortan el alimento

4 caninos (2 arriba y 2 abajo), que cortan y desgarran el alimento

8 premolares (4 arriba y 4 abajo), que trituran el alimento

12 molares (6 arriba y 6 abajo), que también trituran el alimento. De estos 12 molares, 4 corresponden a las "muelas del juicio" que aparecen casi a los 20 años de edad.

Estructura de los dientes

El diente tiene una parte inferior, llamada RAÍZ , que está incrustada en el hueso de la mandíbula.

Esta raíz se mantiene firme en el hueso gracias a unos fuertes LIGAMENTOS que la anclan a él.

El CUELLO , o parte central del diente, está protegido por las ENCÍAS , que están formadas por un tejido carnoso que lo rodea.

La CORONA es la parte del diente que sobresale de la encía y es la que realiza el trabajo dentro de la boca, apoyada por toda la estructura que se mantiene sólidamente fijada al hueso de la mandíbula.

El ESMALTE es una capa dura que protege a la corona.

Materias