​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Mitos y leyendas egipcios

Leyendas de la Creación

Entender los sistemas teológicos egipcios no es una labor fácil. El origen de todos ellos se encuentra en el culto popular a dioses locales y abarca un periodo de tiempo muy extenso. Las antiguas creencias no se abandonaban cuando se adaptaban nuevos dioses, que eran fusionados con los antiguos e identificados con los dioses locales, y en muchos casos daban lugar al sincretismo cosmogónico tan característico de la religión.

x
Ra, el espíritu del mundo que superó el caos.

La Creación por Ra

La teoría de la Creación del centro religioso de Heliópolis , probablemente una de las más famosas ciudades egipcias de todos los tiempos, fue la más extendida e importante de todas.

Heliópolis es el nombre griego que llevaba la ciudad, en egipcio se llamaba Iunu, que significaba pilar. Aunque Heliópolis significa Ciudad del Sol . Y el protagonista de este relato cosmogónico es, obviamente, el dios Ra .

Ra es el sol, el que provee de calor, y luz; y por lo tanto de vida a la Tierra. Es el dios mayor, indiscutidamente.

La importancia de esta divinidad, y la importancia política de la ciudad que le rendía culto, hicieron que a lo largo y a lo ancho de Egipto se le atribuyera durante muchos cientos de años el título de creador del universo.

La historia dice lo siguiente:

En el principio sólo existía un océano infinito, Nun , que contenía todos los elementos del Universo . No existían ni el Cielo ni la Tierra, y los hombres aún no habían nacido. No había vida ni muerte. El espíritu del mundo se hallaba disperso en el caos, hasta que tomando conciencia se llamó a sí mismo; así nació el dios Ra .

x
Ra empujando al sol a través del cielo.

Ra estaba solo; creó de su aliento al aire, Shu, y de su saliva a la humedad, Tefnut, y los mandó a vivir al otro lado de Nun.
Después hizo emerger una isla donde poder descansar; la llamó Egipto . Y como surgíó de las aguas, viviría gracias al agua; así nació el Nilo .

Ra fue creando a las plantas y los animales a partir de Nun. Entretanto, Shu y Tefnut tuvieron dos hijos, a los que llamaron Geb (Tierra) y Nut (Cielo). Geb y Nut se casaron; así, el cielo yacía sobre la tierra, copulando con ella. Shu, celoso, los maldijo y los separó sosteniendo al cielo sobre su cabeza, y sujetando a la tierra con sus pies; aún así, no pudo evitar que Nun tuviera hijas, las estrellas.

Ra había enviado a uno de sus ojos a buscar a Shu y Tefnut. Pero cuando regresó, otro ojo había ocupado su lugar. El primer ojo comenzó a llorar, hasta que Ra lo colocó en su frente, creando así al Sol.

De las lágrimas del primer ojo nacieron los hombres y las mujeres, que habitaron en Egipto.

Y todas las mañanas, Ra recorría el cielo en una barca que flotaba sobre Nun, transportando así al Sol. Cada noche, Nut se lo tragaba, y Ra continuaba su viaje por el Infierno; si lo atravesaba, volvía a nacer de Nut, dando origen a un nuevo día.

Ra, el Único Creador, se hacía visible a todo el pueblo de Egipto bajo la forma del disco solar, pero también era conocido bajo muchas otras.

Era capaz de aparecer como un hombre coronado, como un halcón o bien como un hombre con cabeza de halcón,  y tal como el escarabajo pelotero empuja las bolas de excrementos, los egipcios representaban a Ra como un escarabajo que empujaba el Sol a través del cielo.

La Creación por Ptah

Sistema teológico original de Menfis . Tuvo importancia principalmente durante las primeros tiempos de la historia de Egipto, cuando la capital del Reino se encontraba en Menfis. Ptah crea por medio de lo que su corazón desea y su boca pronuncia.

El Mito de Osiris.

La más popular de todas las leyendas egipcias fue, sin duda, la referente a la historia de Osiris . Fueron los autores griegos quienes recogieron la tradición, reuniendo diferentes fuentes de una de las leyendas más extendida y antigua de Egipto, de la cual sin embargo no disponemos de fuentes originales, posiblemente porque no eran necesarias, siendo conocida por todo el pueblo.

x
Osiris, cara verde y con atributos reales.

Osiris, u na de las grandes divinidades egipcias, fue adorado como el dios de la vegetación, de la agricultura y de la fertilidad. El centro más importante de su culto era Abydos .

Está representado bajo forma humana, con la cara pintada de verde (color de la regeneración) y con abrigo estrecho que moldea su cuerpo y le da el aspecto de una momia. Además, está representado con atributos reales: el espectro, el látigo, el cayado y la corona blanca del Alto Egipto, flanqueado de plumas.

Se convirtió posteriormente en el dios de los muertos y de la accesión a la vida eterna. Estaba considerado como el protector y el juez del difunto.

Osiris era el hijo de Nout y de Geb. Él tenía un hermano, Seth, y dos hermanas, Isis y Nephtys. Isis era también su mujer. De su unión nació Horus .

Según la leyenda, Osiris era el que gobernaba el mundo de los hombres antes de que su hermano, celoso, decida asesinarle. Es por la fuerza del amor y la magia de Isis que éste revivió. Osiris será vengado por su hijo Horus que lo reemplazará en el gobierno del mundo de los hombres. Y Osiris se convertirá en dios de los muertos y de la vida eterna

La venganza de Horus.

Las batallas entre Horus, hijo de Osiris, y Seth, asesino del dios. Las Dos Tierras enfrentadas por la venganza.

x
El ojo de Horus: representa la luna.

Horus ("el elevado") fue representado como un halcón o un hombre con cabeza de halcón, con la corona Doble. También, como un disco solar con alas de halcón desplegadas, sobre las puertas y en las salas de los templos (servía como símbolo de protección y también para representar la procesión diaria del Sol); y con forma leonina como Harmajis.

El símbolo jeroglífico del halcón posado sobre una percha se empleó, desde la época predinástica, para representar la idea de Dios.

Horus es un dios muy antiguo, ya conocido en la época predinástica. Era un dios vinculado a la realeza que tutelaba a los monarcas tinitas, cuyo centro de culto era Hieracómpolis.

Desde el Imperio Antiguo, el faraón es la manifestación de Horus en la tierra, aunque al morir se convertirá en un Osiris, y formará parte del dios creador Ra. Durante el Imperio Nuevo se le asoció al dios Ra, como Ra-Horajty. Forma parte troncal de la Gran Enéada. Forma parte de la triada Osiriaca: Osiris, Isis, Horus.

La doctrina antigua decía que tenía por ojos al sol y a la luna, pero los sacerdotes de Heliópolis adjudicaron el sol a Ra, quedando el ojo de Horus como la luna.

En los Textos de las Pirámides se le identifica con el cielo oriental, mientras que Thot (dios de la sabiduría) lo es con el occidental; así pues, es el señor de la montaña por donde el sol se asoma cada mañana. Inicialmente era hijo de Hathor, pero este papel fue posteriormente adoptado por Isis. Cuando el culto de Osiris adquirió importancia, Horus se convirtió en hijo de Osiris; se identifica con el rey vivo y el rey muerto pasa a ser Osiris.

Isis y los Siete Escorpiones.

x
Isis y su poder de resurrección.

El viaje de Isis, acompañada por siete escorpiones, grabado en la estela Meternich, una estela protectora contra los escorpiones y criaturas peligrosas. El relato nos da a conocer el poder mágico de la diosa con el que devuelve la vida al hijo de una mujer.

Isis y el Nombre Secreto de Ra

El nombre era uno de los elementos que conformaban el ser humano. Mientras se mantenía viva la memoria, a través del nombre, el difunto vivía. Pero además el conocimiento del nombre secreto transfería los poderes divinos.

Por eso Ra mantenía en secreto el nombre impuesto por sus padres, el que le daba el poder sobre el resto de dioses y hombres. En este relato se describe cómo Isis averigua el nombre de Ra para que su hijo Horus herede el poder del dios.

El Mito de la Vaca del Cielo

Uno de los más importantes mitos de la cosmogonía egipcia en el que se relata el final de la Creación y el nuevo Orden Cósmico establecido por Ra.

Tras realizar el acto de la Creación, Ra gobierna en la Tierra, pero cuando ha alcanzado la vejez los hombres se ríen de él. Por eso decide castigarlos enviando a su Ojo.

Se da lugar así al mito de la Destrucción de la Humanidad. El relato incluye además del castigo a los hombres, la finalización de la Creación, cuando Ra crea el Cielo, las estrellas y asciende a lomos de Nut, como vaca celeste, dejando el gobierno de la Tierra en manos de Thot.

Fuentes Internet y más leyendas:

http://www.solonosotras.com/cultura/dir-mit.htm

http://www.solonosotras.com/archivo/11/cult-mitol-010401.htm

http://centros3.pntic.mec.es/cp.reyes.catolicos5/pitonisas/pagina_nueva_1.htm

http://centros5.pntic.mec.es/ies.lucia.de.medrano/CBG/leyendas_rom.htm

http://centros3.pntic.mec.es/cp.reyes.catolicos5/pitonisas/leyendas_romanas.htm

http://www.mundomitologico.com/egipcios/leyendas/

http://www.egiptologia.org/mitologia/leyendas/

http://www.trillas.com.mx/novedades/infantil/cat24.html

http://www.editorialmolino.com/Castellano/Horrible_zona/Relatos.htm

Materias