​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Hipertensión arterial

Recordemos que la presión arterial (o presión sanguínea) es la fuerza (tensión) necesaria para que la sangre circule a través de los vasos arteriales (vasos sanguíneos). Esta fuerza es ejercida por la sangre contra las paredes de las arterias, a medida que el corazón la bombea para que circule por el cuerpo.

Ver: Mapa conceptual sobre la Presión arterial

hipertension_002
La sangre, bombeada por el corazón, ejerce presión sobre las arterias.

Entendido el concepto general, diremos que hipertensión es el término empleado para describir la presión arterial alta; esto es, que la sangre presione muy fuertemente las paredes de las arterias, marcando valores más allá de los considerados como normales.

La hipertensión arterial se asocia a elevadas tasas de morbilidad y mortalidad ,  por lo que se considera uno de los problemas más importantes de salud pública, especialmente en los países desarrollados, afectando a cerca de mil millones de personas a nivel mundial.

Por tales cifras, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la hipertensión arterial como la primera causa de muerte a nivel mundial.

Asintomática, más peligrosa

hipertension_005
Abajo, arteria obstruida (aterosclerosis), aumenta la presión de la sangre.

La hipertensión es una enfermedad asintomática (no muestra síntomas) y fácil de detectar; sin embargo, deriva en complicaciones graves si no se trata a tiempo y puede desencadenar afecciones tan severas como un infarto de miocardio , una hemorragia o trombosis cerebral , lo cual se puede evitar si se controla adecuadamente.

Las primeras consecuencias de la hipertensión las sufren las arterias, que se endurecen a medida que soportan la presión arterial alta de forma continua, se hacen más fuertes pero disminuye su diámetro interior dificultando el paso de la sangre a través de ellas. Provocando lo que se conoce como aterosclerosis .

Antes de entrar en explicaciones sobre las causas que pueden provocar la hipertensión, veremos cómo se mide la presión arterial (o presión sanguínea) para definir un estado de normalidad o uno con alteraciones.

Valores de referencia

El estado de la presión arterial se grafica con dos valores, expresados en dos números. El primero de ellos, el valor mayor, representa la llamada presión arterial sistólica y el número menor representa la llamada presión arterial diastólica . Por ejemplo, 120 sobre 80 (escrito como 120/80 mmHg).

Recordemos que la presión sistólica (indicada por el número mayor) es la presión de la sangre sobre las arterias en la etapa de sístole ; es decir, cuando la sangre es expulsada desde el corazón.

hipertension_003
Presión sistólica: 114; presión diastólica: 78, marca el instrumento.

Y la presión diastólica (indicada por el número menor) es la presión en la etapa de diástole ; es decir, cuando el corazón se relaja (básicamente es entre latidos).

Uno de estos valores o ambos pueden estar demasiado altos (alterados por alguna razón).

De acuerdo con consensos internacionales, una presión arterial se considera normal cuando los valores van desde 120/80 mmHg , un poco menores hacia abajo. Algunos apuntan a una presión normal con valores 115/70.

Una presión arterial dentro de estos rangos da cuenta de un sistema cardiovascular funcional y estructuralmente sano.

Si los valores de la presión arterial son de 120/80 o más, pero por debajo de 140/90, esto se denomina prehipertensión .

Una presión arterial es alta (hipertensión) cuando sus valores muestran 140/90 mmHg o mayores.

Recuerden que mmHg es la unidad de medida de la presión y se lee como “milímetros de Mercurio” .

Causas de la hipertensión

Es muy difícil encontrar o definir una causa concreta desencadenante de hipertensión, por lo que cuando ésta se presenta se la denomina hipertensión primaria o hipertensión esencial . El noventa por ciento de los hipertensos estarían en este grupo.

Pero, a pesar de no haber una causa específica, sí se sabe que hay condicionantes que aumentan la probabilidad de desarrollar hipertensión arterial, como son la edad avanzada y los antecedentes familiares de hipertensión, entre otras.

La presencia de otras enfermedades como diabetes , colesterol elevado y obesidad también predisponen a padecer hipertensión arterial.

hipertension_004
El consumo de sal, factor relevante para la hipertensión arterial.

Hay un porcentaje más pequeño de casos en los que la hipertensión arterial es secundaria a alguna circunstancia concreta: consumo de alcohol (sobre todo en el sexo masculino), algunos fármacos (corticoides, antiinflamatorios, anticonceptivos en mujeres), enfermedades renales, y otras.

Entonces ¿Por qué varía la presión arterial?

Muchos factores pueden afectar la presión arterial, entre otros:

La cantidad de agua y de sal que hay en el cuerpo.

El estado de los riñones, el sistema nervioso o los vasos sanguíneos.

Los niveles hormonales.

La cantidad de sangre que bombee el corazón

El diámetro de las arterias

A medida que se envejece, los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos, como consecuencia, la presión arterial se eleva (hipertensión) y aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, una enfermedad renal o una muerte prematura.

También hay otros factores que pueden llevar a la hipertensión arterial:

La obesidad

El estrés o la ansiedad

Demasiado alcohol (más de un trago al día para las mujeres y más de dos para los hombres).

Antecedentes familiares de hipertensión

La diabetes

El cigarrillo

El alcohol

El alcohol impacta negativamente en el nivel cardiovascular porque "en cantidades elevadas produce una vasoconstricción”; es decir, disminuye el tamaño de las arterias.

Hipertensión secundaria

hipertension_006
El alcohol disminuye el tamaño de las arterias.

La hipertensión causada por alguna afección o por un medicamento que esté tomando se denomina hipertensión secundaria y puede deberse a:

Enfermedad renal crónica

Trastornos de las glándulas suprarrenales

Hipertiroidismo

Embarazo o preeclampsia.

Medicamentos como las píldoras anticonceptivas, pastillas para adelgazar y algunos medicamentos para el resfriado y para la migraña.

Estrechamiento de la arteria que irriga sangre al riñón ( estenosis de la arteria renal ).

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión arterial?

Como ya dijimos, la mayor parte del tiempo no hay síntomas (asintomática). En la mayoría de los pacientes, la hipertensión arterial se detecta cuando van al médico o se la hacen medir en otra parte.

Debido a que no hay ningún síntoma, las personas pueden sufrir cardiopatía y problemas renales sin saber que tienen hipertensión arterial.

La hipertensión maligna es una forma peligrosa de presión arterial muy alta. Los síntomas abarcan:

Dolor de cabeza fuerte

Náuseas o vómitos

Confusión

Cambios en la visión

Sangrado nasal

Pruebas y exámenes

El médico medirá la presión arterial muchas veces antes de diagnosticarle hipertensión arterial. Es normal que la presión arterial sea distinta según la hora del día.

hipertension_001
Con un tensiómetro casero. Valores en rangos normales: 105/75.

Todos los adultos deben hacerse revisar la presión arterial cada uno o dos años si ésta fue menor de 120/80 mmHg en la lectura más reciente.

Si una persona tiene presión arterial alta, diabetes, cardiopatía, problemas renales o algunas otras afecciones, debe revisar la presión arterial con mayor frecuencia, por lo menos una vez al año.

Las lecturas de la presión arterial que se toma en casa pueden ser un mejor indicativo sobre el estado de la misma, que alguna medición esporádica en el consultorio médico.

Para que esto sea efectivo:

En casa hay que hacerlo con un tensiómetro casero de buen ajuste y de buena calidad. Debe tener el tamaño apropiado y un lector digital.

Practicar con el médico o con el personal de enfermería para verificar que se tome la presión arterial correctamente.

Llevar el tensiómetro casero a las citas médicas para que el médico pueda verificar si está funcionando correctamente.

El médico llevará a cabo un examen físico para buscar signos de cardiopatía, daño en los ojos y otros cambios en el cuerpo.

También se pueden pedir exámenes para buscar:

Niveles altos de colesterol.

Cardiopatía, mediante exámenes como ecocardiografía o electrocardiografía.

Nefropatía, mediante exámenes como pruebas metabólicas básicas y análisis de orina o ecografía de los riñones.

Tratamiento para la hipertensión arterial

Cuando se detectan niveles de hipertensión es necesario iniciar un tratamiento destinado a reducir la presión arterial, para evitar complicaciones orgánicas graves.

Lo primero que recomendará un médico será realizar cambios en el estilo de vida para bajar la presión arterial a un rango normal.

En los casos de prehipertensión es poco usual recomendar medicamentos.

El paciente puede aplicar en su casa muchas medidas para ayudar a controlar su presión arterial, como:

Consumir una alimentación cardiosaludable , que incluya potasio y fibra .

Tomar mucha agua.

Hacer ejercicio con regularidad, al menos treinta minutos de ejercicio aeróbico por día.

Si fuma, dejar de hacerlo.

Reducir la cantidad de alcohol que toma a un trago al día para las mujeres y dos para los hombres.

Reducir la cantidad de sodio (sal) que consume; ideal es consumir menos de 1.500 mg (1,5 g) por día.

Reducir el estrés. Evitar factores que causen estrés y probar con meditación o yoga para desestresarse.

Mantener un peso corporal saludable.

Existe mucha literatura y consejos en programas para bajar de peso, dejar de fumar y hacer ejercicio.

También es posible recurrir a un nutricionista que pueda planear una dieta saludable para  cada caso.

Cuán baja debe estar la presión arterial y a qué nivel se necesita comenzar un tratamiento es algo individual, sobre la base de la edad y de cualquier problema médico que exista.

Si fuera necesario usar medicamentos para controlar la presión arterial, hay muchos de ellos en el mercado.

A menudo, un solo fármaco para la presión arterial no es suficiente para controlarla, y es posible que sea necesario tomar dos o más.

Es muy importante tomar los medicamentos recetados.

Si hay efectos secundarios, el médico puede sustituirlos por un medicamento diferente.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las veces, la presión arterial alta se puede controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida.

Pero cuando la presión arterial no está bien controlada, hay riesgo de:

Sangrado de la aorta, el vaso sanguíneo grande que irriga el abdomen, la pelvis y las piernas

Enfermedad renal crónica

Ataque al corazón e insuficiencia cardíaca

Riego sanguíneo deficiente a las piernas

Problemas con la visión

Riesgo de accidente cerebrovascular

Clasificación de presión arterial (en mm Hg ) en adultos mayores de 18 años

Categoría               Sistólica            Diastólica                Acción

Optima                   < 120                  <80                         Felicitar
Normal                   < 130       y         < 85                        Control cada 5 años
Normal Alta           131 - 139            86 - 89                  Control anual

Hipertensión arterial

  • Etapa 1       140 - 159      90 -  99            Tratar
  • Etapa 2       160 - 179      100  - 109        Tratar
  • Etapa 3       180                110                    Tratar

Ver, video ilustrativo en:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/anatomyvideos/000013.htm

Fuentes Internet

http://www.saludysintomas.com/2012/01/colesterol-alto.html

http://www.lanacion.com.ar/576213-en-el-10-de-los-hipertensos-la-causa-es-el-exceso-de-alcohol

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000468.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Hipertensi%C3%B3n_arterial

http://www.clubdelhipertenso.es/index.php/hipertension-arterial

http://www.clinicasantamaria.cl/edu_paciente/hipertension.htm

http://www.webconsultas.com/hipertension/hipertension-351

http://publicacionesmedicina.uc.cl/MedAmb/HipertensionArterial.html

http://redsalud.uc.cl/ucchristus/VidaSaludable/Glosario/H/hipertension_arterial.act

Materias