​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

La guerra de Sucesión al trono de España (I)

Los pretendientes a un rico botín

Para entender este episodio histórico es necesario conocer en profundidad su génesis, la cual está íntimamente ligada a la vida y al reinado de Carlos II de España .

Para conocer los aspectos personales de la tormentosa vida de este monarca, el último representante de la Casa de Habsburgo (Austrias) en España, sugerimos revisar o repasar su biografía: Carlos II de España .

Ver: Origen de los Habsburgos (Austrias)

espana_sucesion001
Carlos II de España, último rey español de la dinastía Habsburgo, por W. Humer.

Retomando el tema, veremos que la Guerra de Sucesión Española fue un conflicto internacional europeo que duró desde 1701 hasta la firma del Tratado de Utrecht en 1713, que tuvo su detonante en la muerte sin descendencia de Carlos II de España , y cuyas principales consecuencia para España fueron la entronización de la Casa de Borbón y las  pérdidas territoriales.

Ver: Origen de los Borbones

Como ya hemos visto, Carlos II, el Hechizado , debido a su esterilidad y precaria  condición física, no tuvo descendencia. Durante los años previos a su muerte (ocurrida en noviembre de 1700) el dilema de la sucesión se convirtió en asunto internacional e hizo evidente que España era un botín tentador para las distintas potencias europeas.

espana_sucesion002
Luis XIV de Francia en batalla.

A esa fecha, y desde mucho antes, todas las casas reales gobernantes en Europa estaban emparentadas, y tanto el rey Luis XIV de Francia , de la Casa de Borbón , como el emperador Leopoldo I , del Sacro Imperio Romano Germánico , de la Casa de Habsburgo , alegaban derechos a la sucesión española, debido a que ambos estaban casados con infantas españolas hijas de Felipe IV y, asimismo, las madres de ambos eran hijas de Felipe III .

El pretendiente Borbón francés

El Gran Delfín de Francia, primogénito y único superviviente de Luis XIV, parecía ser el descendiente del "rey católico" con más derechos a la corona española ya que tanto su abuela paterna, Ana de Austria, como su madre, María Teresa de Austria , eran mayores que sus respectivas hermanas, María de Austria y Margarita de Austria , madre una y primera esposa del emperador Leopoldo la otra.

Incluso, María Teresa de Austria , la madre del Delfín, esposa de Luis XIV, era la hermana mayor de Carlos II , el rey español moribundo.

Pero había un problema. Ambas, la abuela y la madre del Delfín habían renunciado a sus derechos sucesorios a la Corona de España, por ellas y por sus descendientes. Además, como heredero también al trono francés, la reunión de ambas coronas hubiese significado, en la práctica, la unión de España –y su vasto imperio– y Francia, convirtiendo esta última en una potencia hegemónica.

espana_sucesion003
Leopoldo I de Habsburgo.

Las otras dos grandes potencias europeas, Inglaterra y los Países Bajos , veían con preocupación esta posibilidad, a causa del peligro que para sus intereses supondría la emergencia de una potencia de tal orden.

El pretendiente Habsburgo

El archiduque Carlos de Austria , hijo menor de Leopoldo I , era el otro aspirante a la corona española.

Leopoldo I era primo hermano de Carlos II de España , pero el archiduque Carlos (el hijo de Leopoldo) tenía un parentesco menor que el Gran Delfín francés, pues su madre (de Carlos), tercera esposa de Leopoldo I,  no era española sino la alemana Leonor de Neoburgo , así es que, como ha señalado Joaquim Albareda, "en términos legales la cuestión sucesoria era enrevesada, ya que ambas familias (Borbones y Habsburgos) podían reclamar derechos a la corona española".

espana_sucesion004
Ana de Austria, infanta española, madre de Luis XIV.

Otro problema que se presentaba con los dos hijos menores de Leopoldo I era que la elección de alguno de ellos como heredero supondría la resurrección de un imperio semejante al de Carlos I de España del siglo XVI. Temor compartido por Luis XIV quien no quería que se repitiera esa situación cuando el eje España-Austria (eje hispano-alemán) aisló fatalmente a Francia.

Un tercer aspirante al trono español

Por su parte, tanto Inglaterra como los Países Bajos apoyaron una tercera opción, que también era bien vista por la corte española, la del hijo del Elector de Baviera, José Fernando de Baviera , bisnieto de Felipe IV y sobrino nieto del rey Carlos II .

Aunque tanto Luis XIV como Leopoldo I estaban dispuestos a transferir sus pretensiones al trono a miembros más jóvenes de su familia –Luis a su nieto Felipe de Anjou , y Leopoldo a su hijo menor, el Archiduque Carlos –, la elección del candidato bávaro parecía la opción menos amenazante para las potencias europeas.

Para no dejar dudas de que España era el botín, antes de que el rey español expresara su decisión respecto a su heredero, Luis XIV de Francia, usando su influencia en las cortes europeas y a espaldas de Carlos II, auspició un Primer Tratado de Partición por el que se asignaba el Reino de España (salvo Guipúzcoa ), los Países Bajos españoles , Cerdeña y las Indias Occidentales a José Fernando de Baviera .

El Milanesado , en tanto, pasaba al archiduque Carlos de Austria , mientras que el Reino de Nápoles ( Nápoles , Sicilia y La Toscana ) sería para el Delfín de Francia .

espana_sucesion006
María Teresa de Austria, infanta española, hija de Felipe IV de España, esposa de Luis XIV de Francia.

Fue al enterarse de ese pacto, y en desacuerdo con  sus términos, y para evitar la disgregación de los dominios de la Corona de España, que el rey Carlos II de España , sin descendencia, optó por no aceptarlo y nombró heredero universal a su sobrino nieto, el príncipe José Fernando de Baviera , bisnieto del rey Felipe IV de España y de su segunda mujer, la reina doña Mariana de Austria .

Cambio de planes divisorios

Sin embargo, los planes políticos que unos y otros tenían en torno a José Fernando se vieron frustrados: el Príncipe fallecía el 3 de febrero de 1699 a la edad de siete años, con lo cual la sucesión española quedaba otra vez abierta.

Su muerte fue absolutamente repentina: sin razón aparente comenzaron a surgir en el pequeño José Fernando ataques de epilepsia, vómitos y pérdidas prolongadas de conocimiento. Pronto comenzaron a surgir rumores de envenenamiento aunque nunca se pudo confirmar nada.

Dejando aparte las causas de la muerte del príncipe José Fernando, para la Monarquía Hispánica la cuestión central era que la vía intermedia entre Austrias y Borbones ya no era posible.

Ante este traspié, Luis XIV de Francia y Guillermo III de Inglaterra aprovecharon  para pactar un Segundo Tratado de Partición que ratificaron el 3 de marzo de 1700 en Londres, por el que se reconocía al archiduque Carlos como heredero del Reino de España, los Países Bajos españoles, Cerdeña y las Indias americanas , pero dejando Lorena al Delfín de Francia y el Milanesado al duque de Lorena .

El acuerdo convenía a los intereses de Francia, Holanda e Inglaterra , que evitaban una nueva supremacía de España , pero Austria reclamó la totalidad de la herencia española.

espana_sucesion005
Margarita de Austria, infanta española, primera esposa de Leopoldo I.

Alertado de los nuevos peligros de división, y como solución de compromiso, Carlos II , con el apoyo del Papa , y persuadido de que la "opción francesa" era la mejor para asegurar la integridad de la monarquía católica y de su Imperio , testó el 2 de octubre de 1700, un mes antes de su muerte, a favor de Felipe de Anjou , hijo segundo del Delfín de Francia y nieto de Luis XIV , a quien nombró "sucesor... de todos mis Reinos y dominios, sin excepción de ninguna parte de ellos" –con lo cual invalidaba los dos tratados de partición tramados a sus espaldas–.

En el testamento Carlos II establecía dos normas de gran importancia y que el futuro Felipe V no cumpliría. La primera era el encargo expreso a sus sucesores de que mantuvieran "los mismos tribunales y formas de gobierno" de su Monarquía y de que "muy especialmente guarden las leyes y fueros de mis reinos, en que todo su gobierno se administre por naturales de ellos, sin dispensar en esto por ninguna causa; pues además del derecho que para esto tienen los mismos reinos, se han hallado sumos inconvenientes en lo contrario".

Así decía que la "posesión" de "mis Reinos y señoríos" por Felipe de Anjou y el reconocimiento por "mis súbditos y vasallos... [como] su rey y señor natural" debía ir precedida por "el juramento que debe hacer de observar las leyes, fueros y costumbres de dichos mis Reinos y señoríos", además de que en el resto del testamento se incluían nueve referencias directas más al respeto de las "leyes, fueros, constituciones y costumbres".

Luis XIV acata pero no cumple

Felipe de Anjou , un borbón francés, fue coronado como Felipe V rey de España en 1701 y fue bien recibido, aunque unas declaraciones de Luis XIV, su abuelo, afirmando que el nuevo monarca español mantenía los derechos sucesorios al trono de Francia (lo que, contra los deseos de Carlos II en su testamento, supondría la unión en su persona de ambas coronas) y que al mismo tiempo tropas francesas (con consentimiento de las tropas españolas) ocuparan plazas para reforzar posiciones en los Países Bajos Españoles se entendió como una provocación que hizo reaccionar a otros países.

espana_sucesion008
Felipe de Anjou, Felipe V de España.

Por esta razón en 1701 se formó la Gran Alianza de la Haya , firmada por Austria, Inglaterra, Holanda y Dinamarca; y a la que después se unirían Portugal, Prusia y Saboya. Cada uno de estos aliados pretendía una parte de la Corona Española.

De este modo Felipe de Anjou se convertía en heredero legítimo, pero el archiduque Carlos seguía siendo el candidato apoyado por algunas potencias europeas.

Y ocurrió que  los reinos peninsulares de la Corona de Aragón , los países integrantes de la Gran Alianza de La Haya y el Papa Clemente XI le reconocieron más tarde como rey, con el nombre de Carlos III .

La guerra estaba desatada entre los partidarios del heredero legítimo (Felipe de Anjou) y aquellos del rey nombrado por las potencias (Carlos III).

En su desarrollo, esta Guerra de Sucesión tuvo dos vertientes: una internacional, pues se convirtió en una guerra a nivel europeo: Francia y la Monarquía Hispánica enfrentadas con la Gran Alianza; y una nacional, ya que desde 1705 hay una guerra civil (aunque no se declara como tal) entre Castilla y Navarra, que apoyan a Felipe V, y gran parte de la Corona de Aragón, que apoya al Archiduque Carlos.

Fuente bibliográfica:

La Guerra de Sucesión española, Carmen Sanz Ayán; Editorial Akal, Colección Historia del mundo, Año edición: 1997.


Fuentes Internet:

http://www.biografiasyvidas.com/monografia/luis_xiv/fotos11.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Sucesi%C3%B3n_Espa%C3%B1ola

http://www.historiasiglo20.org/HE/8a.htm

http://historiadealmansa.usuarios.tvalmansa.com/la_guerra_de_sucesion_espanola.htm

http://www.mgar.net/docs/utrech.htm

Sigue:

Luis XIV acepta el testamento y provoca la ruptura del “tratado de reparto”

Materias