​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Europa de entreguerras

Los movimientos nacionalistas

Al término de la Primera guerra mundial se desarrolló en Europa el surgimiento de ciertos Movimientos Nacionalistas que sostenían la idea de unir dentro de sus fronteras a todos sus habitantes bajo los conceptos de raza, costumbres, religión e Historia común reunidos todos en un concepto único de Nación. De este modo, serán tres los países donde se desarrollarán con mayor fuerza: Rusia, Italia y Alemania.

Revolución rusa

El proceso de Revolución se lleva a cabo bajo la acción desarrollada por los bolcheviques hacia 1917 que destituyó del poder al Zar Nicolás II, implantando con ello la ideología marxista de Lenin.

Según la teoría marxista, deberían existir las condiciones mínimas prerrevolucionarias; sin embargo, esto no ocurrió ya que:

- No existían un orden capitalista y un proletariado industrial.

- No existía industria, sí una gran población rural y campesina.

Entonces, ¿por qué la Revolución?. Básicamente debido a:

- Absolutismo zarista de Nicolás II (no permitió al Parlamento o Duma mayor acción).

- Descontento popular por el desarrollo de la Guerra (no existió preparación).

- Hambre, miseria y crisis de subsistencia.

La Revolución en acción

Nicolás II revista tropas.

El pueblo exigía el término de la guerra, pero el Zar ordenó la represión sin contar con el apoyo del ejército. Así los Soviets o Comités, donde participaban los propios soldados, se sumaron al movimiento. Estos comités también eran obreros y campesinos. Los soviets se dividían en tres grupos:

Socialistas, Mencheviques y Bolcheviques o marxistas, que defendían la dictadura del proletariado y en donde destacaban Lenin, Trotski y Stalin, los cuales darán a la revolución un carácter exaltado y de fuerza.

Con el triunfo de los Bolcheviques, el Zar Nicolás II y su familia completa son asesinados y la revolución comunista se consolida a través del sistema soviético ideado por Stalin, el cual hacia 1923 transformará a la antigua Rusia en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), desarrollando un Comunismo de Estado , la dictadura del partido sobre el país, el control por medio de la policía política (GPU) y la dirección estatal de la economía.

En Italia: Mussolini.

El fascismo italiano

Italia fue una de las potencias vencedoras en la Primera guerra mundial, sin embargo no se sintió satisfecha con el reparto territorial después del Tratado de Versalles. A ello se suma la grave situación económica, miseria y malestar social que vive Italia.

De lo anterior se beneficia Benito Mussolini , quien se apoyó en los llamados fascios de combate , donde la clase media, estudiantes y nacionalistas forman un poderoso partido político llamado fascista . Utilizando su poder, en octubre de 1922 produce un golpe de Estado sobre el gobierno de Víctor Manuel III, y en su celebre “ marcha sobre Roma ” se apodera del país.

Este movimiento nacionalista se caracteriza por la existencia de un solo partido político: el fascismo, el cual es apoyado por un cuerpo militar llamado camisas negras. El gobierno de Mussolini establece una dictadura,  anula la libertad y los derechos del hombre.

Su fin es la supremacía del bien público sobre el privado basado en la expresión: “ Todo para el Estado y nada sin el Estado ni contra él”. Para dar un sentido nacional y único, Mussolini se hizo llamar “El Duce” con lo cual se transformaba en un líder con personalidad y gran fuerza.

El nacionalsocialismo alemán y Hitler

En Alemania: Hitler.

Después de la derrota alemana en la guerra, se organizó una república democrática basada en la Constitución de Weimar, pero sin buenos resultados. A ello se suma el descontento de la población por la obligación de cancelar los daños producidos en la guerra y por una gran crisis económica que vive Alemania.

Toda esta situación de malestar social es llevada a su punto máximo por un individuo que supo convencer a las masas sociales a través de su discurso populista y nacionalista: Adolf Hitler, jefe del partido Nacional Socialista, el cual tenía como fundamento:

- El pueblo alemán es la raza más inteligente (Raza Aria) y debe liderar la historia.

- Para mantener dicha raza hay que eliminar “ a los elementos extraños ”.

- Defendía el principio de la comunidad nacional y social, en oposición a la lucha de clases.

- La nación debía resolver solidariamente los problemas sociales: ” Tú no eres nada, tu nación lo es todo ”.

- El Partido Nacional Socialista es el único, y es dirigido por el “ Führer

Así, en 1933 Hitler fue nombrado canciller; los partidos políticos fueron prohibidos al igual que los sindicatos; se discriminó a los judíos y en poco tiempo transformó a un país económicamente en crisis en la Gran Alemania, fuerte, rearmada y preparada para un nuevo conflicto bélico: la Segunda guerra mundial .

Ver: Mapa conceptual: Europa de entre guerras

Fuente: “La Era del Imperialismo”; Wolfgang J. Mommsen.

Compilación: Profesor en Línea

Materias