​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Ecoturismo

El ecoturismo es aquel turismo que se realiza en zonas rurales o en parajes naturales que son parques nacionales protegidos y donde los turistas deben cumplir con estrictas normas para preserva el ambiente natural.

Por ejemplo, el parque nacionalCotopaxi, situado en Ecuador, en la cordillera Oriental de los Andes.

El elemento central del parque es el volcán Cotopaxi (5.987 m), formado a base de rocas procedentes de antiguas erupciones de lavas, y de andesitas y cenizas más recientes.

El parque cuenta con un edificio de administración, un pequeño museo, un refugio para escaladores, y diversas áreas para acampar, como es la del lago Limpiopungo (3.800 m). El excursionismo, andinismo y escalada son las prácticas más ejercitadas por los visitantes.

Volcán Cotopaxi

Por ello, se dice que el ecoturismo, ávido de 'biodiversidad' tiene aquí un buen destino debido a la riqueza faunística, botánica y geomorfológica, que comienza en la base con un ecosistema tropical húmedo y se cierra en los ecosistemas fríos de las cumbres.

Otro ejemplo es el parque nacional Agalta, de Honduras, situado a unos 180 km al noreste de la capital, Tegucigalpa, y creado en 1987 para preservar una superficie estimada de 65.500 hectáreas.

Está destinado a la investigación biológica y al ecoturismo, pues cuenta con unos 400 kilómetros cuadrados de bosque original, el reducto de bosque nublado más extenso de toda la nación, hábitat natural de nuevas y numerosas especies.

Son notables sus bellezas paisajísticas, como las cascadas de agua y cuevas. Por ello constituye un nudo oro-hidrográfico de máximo interés. Se accede fácilmente al parque por una carretera pavimentada, a una media hora de Tegucigalpa.

En Chile, entre muchos otros parques nacionales donde se puede desarrollar el ecoturismo, tenemos a las Torres del Paine, parque localizado en la región de Magallanes, la más austral de Chile, en la comuna de Punta Arenas, que constituye uno de los parques más importantes de Sudamérica, declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO.

Parque nacional Torres del Paine

Fue creado en el año 1959, abarcando una superficie de 181.414 hectáreas donde destacan una serie de elementos singulares: numerosos picos como Paine Grande, Torres del Paine y Cuernos del Paine entre otros; lagos de variados colores (Sarmiento, Pehoé, Toro, Nordenskjöld, Grey, Dickson), la laguna Azul, los ventisqueros Grey y Dickson; ríos entre los que destacan Serrano (donde se obtienen especies salmónidas de gran tamaño), Paine, de los Perros, Grey y de las Chinas; torrentes y cascadas.

Las variaciones climáticas y las condiciones del relieve permiten la delimitación de distintos espacios naturales en los que la vegetación varía según se trate de los ambientes desérticos de las amplias estepas patagónicas —donde predominan los arbustos de mata barrosa, mata negra, senecio y calafate, y entre las herbáceas, las estepas y el coirón— o los densos bosques del interior, donde se alternan formaciones de lenga con otras especies herbáceas, como el pasto olivillo, el trébol y plantas con flores de gran belleza, como los capachitos y las orquídeas.

La vida animal es abundante, con especies de mamíferos de interés: guanacos, huemules, ciervos chilenos y pumas. Las aves también son numerosas, representadas por el ñandú, águila, cisne negro y cisne coscoroba.

Puma chileno

No existen asentamientos humanos permanentes, excepto posadas, hosterías, refugios rústicos y espacios de acampada que sirven de apoyo a las actividades ecoturísticas, desarrolladas preferentemente entre octubre y abril, cuando el promedio de temperatura es de 10,8º C y alcanzan escasamente los 85 mm de precipitación. La ciudad de Puerto Natales, a 144 km al sur del parque, es el núcleo urbano más cercano.

Materias