​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Sida: en niños y jóvenes

La gran mayoría de los niños menores de 12 años con el VIH (el 88% hasta 1993) nacieron VIH positivos. Esto significa que la madre era VIH positiva, y que los niños se infectaron en el útero o al nacer. El resto de los niños infectados recibieron sangre infectada antes de 1985 o constituyen otros casos de infección (incluyendo abuso sexual).

Víctimas inocentes.

No hay casos documentados de niños infectados por otros niños VIH positivos. Si la gente crea posibles escenarios de riesgo que involucren a niños (por ejemplo, niños que pudieran haber ingerido materia fecal en la escuela, o que pudieran haber hecho "pactos de sangre"), debe considerar esta información:

Debido al número reducido de infecciones infantiles en los Estados Unidos, estadísticamente no puede haber muchos niños infectados.

Aun si las actividades descritas hubiesen ocurrido entre un niño infectado y un niño no infectado, no sería muy posible que se diera una trasmisión del VIH porque solamente podría compartirse una cantidad mínima del virus.

Adolescentes que están teniendo relaciones sin protección, es un actividad mucho más riesgosa.

La Prueba de Anticuerpos para niños

La mayoría de los infantes nacidos de una madre VIH+ resultan positivos en la prueba de anticuerpos sin estar realmente infectados. Las pruebas de carga viral, como la PCR o la IgA, pueden determinar si un bebé está realmente infectado, por lo general a las 12 semanas de edad. También puede suceder que un bebé nacido de una mujer VIH positiva infectada en el 6º, 7º u 8º mes de embarazo resulte negativo en la prueba de anticuerpos porque la madre todavía no haya producido anticuerpos (ya que está en el periodo de espera o "periodo de ventana"). Si la mujer ha tenido riesgo de ser infectada entonces su bebé lo ha tenido también.

Una vez más, el único modo confiable de averiguarlo es tomar la prueba PCR u otra prueba de carga viral al menos 18 meses después del nacimiento del bebé. Hay que tener en cuenta que la prueba no es fiable para niños menores de 18 meses. Es posible que algunos bebés que en un principio resultan positivos en realidad no estén infectados (si los anticuerpos son los de sus madres y no los suyos). Otros niños pueden resultar negativos y estar realmente infectados, ya que su sistema inmunológico puede no estar lo bastante desarrollado para crear anticuerpos.

La mayoría de los bebes tendrán síntomas de la infección del VIH a los 6 meses. La mitad de ellos desarrollará el Sida al año de nacer y la otra mitad a los 2 años. El tiempo de supervivencia es mucho más corto para los niños que para los adultos, aunque este pronóstico está aumentando conforme se realizan más investigaciones sobre el tratamiento y desarrollo de la enfermedad en casos pediátricos.

Menor supervivencia.

Asuntos médicos para niños

Los niños sufren las mismas enfermedades oportunistas que los adultos, aunque es menos probable que desarrollen criptococosis, TB, toxoplasmosis o cáncer. La unica enfermedad específica de los niños es la LIP o Neumonía intersticial de las células plasmáticas. Esta es una infección en los pulmones un poco menos dañina que la PCP; los niños sobreviven más a la LIP que a la PCP.

Los adolescentes

Como adultos jóvenes, los adolescentes están incluidos en las estadísticas oficiales de los adultos con VIH/Sida. Los adolescentes están en alto riesgo de contraer el VIH y otras enfermedades venéreas. Aunque los jóvenes tienen los índices más altos de enfermedades venéreas de todos los grupos, son sin embargo los que tienen menos posibilidades de ser diagnosticados y/o tratados.

El hecho de que los jóvenes tengan acceso a información acerca del VIH/Sida no se traduce en la práctica del sexo con protección. El 25% de las personas con Sida tienen entre 20 y 30 años de edad, lo que significa que se infectaron siendo adolescentes.

Es bien documentado que los adolescentes que pertenecen a grupos raciales marginados sufren un índice muchísimo más alto de infección por VIH.

Materias